Comienzo, viaje y fin. Quedan 5 días.

Queridos Cuatro Lectores.

Supongo que tengo que excusarme por llevar tanto tiempo sin escribir por aquí. Pero, honestamente, no tenía ganas.

Han pasado muchas cosas desde la última vez que me senté delante del ordenador a escribir pero supongo que la más importante es que me quedé sin trabajo.

La Nevera Roja cerró y aun me sigo llenando de pena cuando escribo esto, igual que cuando llegó la noticia e igual que durante todo el proceso. La Nevera Roja ha sido un proyecto del que me he sentido parte, en el que he tenido la oportunidad de compartir mis días con un equipo profesional y humano sin igual y me entristece muchísimo que algo así haya acabado de esta manera. Además, fui el último en salir por la puerta. Por un lado, la idea romántica de ser yo quien cerrase la puerta por última vez me parecía bonita, pero ir viendo la agonía y el sangrado constante de gente marchándose de la oficina para no volver era bastante deprimente.

Así que desde comienzos de este mes ha finalizado una fase de mi vida y ha comenzado una nueva etapa que, de momento, consiste en estar en el paro.

Por otro lado, retomé el yoga! (viva y bravo!) Empecé a recibir clases de Ashtanga yoga, disciplina que siempre quise probar, y de momento me está encantando. Además, también he conseguido tener cierta constancia con Freeletics y los resultados se van notando. Adiós Kaperucroqueta! ADIÓS!

Plus, maybe I met someone… 🐙

Y bueno, yo realmente me sentaba aquí hoy, no sólo para contaros esto, sino que también para deciros que, durante estos días de tener tanto tiempo libre y replantearse uno su futuro, qué dirección tomar, si hacerse por fin Go-Go de competición o no; un buen día me dio por ojear billetes de avión hacia un destino que siempre ha estado en mi corazón desde que soy un chaval y al final, muchos años después, puedo decir que

ME VOY A JAPÓN!!

giphy

 

Todos los que me conocen saben que éste es probablemente EL VIAJE. Así que no os podéis hacer una idea de lo emocionado y nervioso que estoy al respecto. Me marcho dentro de 5 días, completamente solo, a recorrer Japón durante tres semanas.

Viajo con un poco de miedo a quizá no aguantarme mucho, o aburrirme en exceso, o acabar harto de estar solo todo el tiempo. Pero creo que va a tener una carga especial hacer el viaje en este momento, en el que me toca hacer también un ejercicio de auto-observación y reencontrarme conmigo mismo después de tantos años de piloto automático de trabajo.

Así que, Queridos Cuatro Lectores, dentro de cinco días estaré volando a tierras de Cipango y espero ir actualizando regularmente siempre que pueda para contaros cómo va todo por allí. Por lo tanto (pensé que esto sólo lo decía gente como Chenoa), permaneced atentos a mis Redes Sociales para ir sabiendo cómo se desarrollan los acontecimientos.

Como despedida y cierre para que os ayude a algunos a saber lo que esto representa para mí, aquí os dejo esto:

207154_10150134306501662_2152037_n

Este soy yo, hace casi seis años celebrando con mi web cam que había conseguido el nivel 10 (el más bajo) del Kanken, un examen de capacitación para escribir y leer kanjis (los ideogramas japoneses), para que podáis imaginar de cuánto tiempo atrás venía esto. Y ahora sí, por primera vez, voy a estar allí.

Seguiré actualizando, palabrita de Kaperucito.