El día que conocí a Mariah Carey

El día que conocí a Mariah Carey tenía 16 años.

Yo vivía obsesionado con su música y era casi el típico fan de catálogo. Digo “casi” porque yo siempre tuve, no sé si para mi fortuna o mi desgracia, cierto pudor y sentido del ridículo y bastante objetividad, hasta con lo que me gustaba. Así que yo no lloraba, o gritaba, ni la defendía ciega e inconscientemente cada vez que la atacaban; me limitaba a disfrutar de su música, emocionarme con ella e intentar evangelizar a mis amigos grabándoles cassettes, CD’s y enseñándoles videoclips en el vídeo de mi casa en cuanto podía.

El día que conocí a Mariah Carey no fui al instituto y me quedé a dormir en casa de mi amigo Juan Luís.

Después de pelear y pelear durante una semana con mi madre, conseguí que me dejara hacer pellas. Fue de las primeras noches que dormía fuera de casa con amigos y que no iba a clase para hacer una locura así. Recuerdo la euforia. El nerviosismo y la emoción de una especie de Noche de Reyes maratoniana y constante durante todo el día; Sabiendo qué vas a ver a la persona que más admiras en ese momento de tu vida. Contando los minutos para ver cara a cara a la autora de las canciones que te han hecho llorar y definirte durante tu adolescencia. La persona que ha escrito las letras que has conseguido hacer tuyas y que describan acontecimientos de una vida demasiado corta para poder acumular tantas experiencias.

El día que conocí a Mariah Carey corrí por las calles de Madrid.

De los 40 Principales a la Fnac, de la Fnac al Hotel Villamagna. Recorrí la Gran Vía, la Calle Preciados, Alcalá, comí comida basura en el suelo haciendo cola en una firma de discos. Anduve de noche, por un Madrid aun mastodóntico y desconocido; sintiendo la emoción y la euforia de haber conocido a mi ídolo y teniendo la sensación de que la vida estaba justo empezando y abriéndose llena de posibilidades ante mí. Como esa ciudad enorme que esa noche estaba haciendo mía por primera vez.

El día que conocí a Mariah Carey fui probablemente la persona más feliz del mundo.

Aunque suene un poco a abuela cebolleta, eran otros tiempos, sin Spotify, Youtube ni bloggers encargándose de publicar las miserias de los artistas. Cuando admirabas a alguien era por su trabajo, por los discos que te pasabas años esperando y que escuchabas en bucle cuando salían a la calle. Cuando la vida y la promoción de un disco duraban casi dos años y esperabas el lanzamiento del siguiente single como agua de mayo, yendo todos los días al Madrid Rock para ver si ya lo habían lanzado y qué canción había sido elegida, la portada, las versiones que venían en el single y, por supuesto, el vídeo correspondiente. Porque vivías la música como la vivías, y esas eran las cosas que te emocionaban.

Conocer a Mariah Carey me hacía especialmente feliz. Era un tipo de felicidad que creo que hoy en día no se puede reproducir. Ahora tenemos toda la información que queramos a un solo click y es deporte mundial airear las miserias ajenas para dar valía a nuestras vidas. En esa época los ídolos eran lo poco que leías en revistas y escuchabas en la radio, eran lo que veías en videoclips y cintas VHS de conciertos destrozadas de tanto verlas. Y de repente, cuando tienes a esa persona delante de ti, hay un punto de irrealidad, como si te absorbieran por unos minutos, te hubiesen metido en ese mundo, el mundo paralelo en el que ella vive: catódico, musical, de conciertos, firmas de discos, lanzamientos, viajes… y luego te devolvieran de nuevo al tuyo, con la adrenalina y la serotonina saliendo a borbotones por todos los lados y con una sonrisa de idiota.

Como esta:

IMG_20141220_133933

Y yo escribo todo esto porque estos días se ha hablado mucho de Mariah Carey y su fiasco durante su actuación en Rockefeller. Ella siempre dice que la canción que es probablemente su mayor éxito, ‘Hero’, nunca fue una canción que le entusiasmase especialmente, de hecho la escribió para Gloria Estefan. Pero que con el paso de los años, la canción y su mensaje de batalla y búsqueda de la fuerza interior para seguir adelante, habían ido cambiando y teniendo un significado totalmente nuevo para ella, debido al paso del tiempo y todo por lo que ha tenido que pasar. Esta semana, Mariah Carey ha dado una serie de conciertos de navidad en N.Y. y leo en un bloog que cantando esta canción, no pudo contener las lágrimas una de las noches.

Y hoy me permito dejar mi pudor y sentido del ridículo a un lado. La voz es el instrumento más frágil y cambiante y sí, Mariah Carey ya no puede cantar como lo hacía hace 20 años, cuando publicó la canción que cantó tan catastróficamente el otro día. Ni puede, ni podrá. Con todo y con eso, incluso haciéndolo así de mal, Mariah Carey cantará mejor que la inmensa mayoría de nosotros y de las cantantes que ahora están en lo más alto. Y la voz se marchará, pero las canciones seguirán ahí y durante 25 años, ha escrito clásicos indiscutibles de los que ya, lamentablemente, no existen.

Así que, gracias, Mariah, por todas tus canciones, por haber puesto música a mi vida y por haberme regalado unos minutos de la tuya cuando para mí eso era lo más increíble que me podía pasar.

minuto 3:36, al fondo, hasta se me cae alguna lagrimilla viéndolo ;_)
Anuncios

4 comments

  1. Silvia · diciembre 21, 2014

    Qué requetedulce eres. Me encanta el estribillo, el día que conocí a…Y me alegro de que no estés muerto bloguerilmente hablando, a pesar del iMac

    • kaperucito · diciembre 22, 2014

      Tú si que eres requetedulce leñe! En cuanto vuelva a tener algo parecido a un ordenador me voy a dar atracón de durmiendo en los coches!

  2. pak · enero 3, 2015

    Yo tenía un blog…

  3. Gari · octubre 14

    La mejor cantante de los últimos 26 años pese aqien le pese, yo tuve qe esperar mucho años más para conocerla pero cantantes de sa magnitud ya no existen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s