The Velvet Butterfly

Tal día como ayer, hace ya diez añazos, salía a la venta uno de los discos que ha marcado más mi vida. No sé si por bueno, si por mi edad biológica/mental, si por mi talifanismo de la época, o por todos los motivos anteriores bien mezcladitos.

Y no me las voy a dar de guays y decir que fue el “Telegram” de Björk, tampoco me las voy a dar de “después del Homework sólo hicieron mierda” y hablar de Daft Punk, podría ser “Vivir” de Enrique Iglesias, o “Spice World” de las Spice Girls, o la resurrección y posterior defunción de Texas con “White on Blonde”, Blur con “Blur”,  el “Pop” de U2, “Ultra” de Depeche Mode, o incluso el “Blood On The Dancefloor” (cuando la gente aun se fijaba en la música de Jacko), podría haber sido el mejor disco de Missy Elliot, su debut “Supa Dupa Fly”, o el “Be here Now” de Oasis, pero no, ese disco fue:


MARIAH CAREY – BUTTERFLY

De buenas a primeras, por aquel 1997, aquello de internet aun no estaba muy extendido en esta nuestra patria (y aun menos en esta mi casa, que creo que no tenía ni ordenador por entonces), por lo que la excitación ante la inminente salida a la venta de un disco era mucho mayor. De seguido, yo que era un cándido adolescente, que se compraba los discos ahorrando las pagas que le daba su madre, (o pidiendo adelantos, la mayoría de veces), cuando llegué al Madrid Rock de Móstoles y vi que había dos portadas diferentes, estuve al borde del colapso. La verdad es que me decidí enseguida y compré la portada “extraoficial”,  que no aparecía en ningún single y que me parece mucho más bonita, la verdad (la de la izquierda). (y porque tb sabía que antes o después caería la otra).

A todo esto se añadía el morbo levantado por la reciente separación de Mariah Carey de Tommy Mottola y el hitazo que fue “Honey”, el single adelanto, en todo el mundo. De repente Mariah Carey estaba buena, enseñaba cachazo y además, hacía mejor música.

Bajo mi punto de vista, y hablo con pura objetividad, Butterfly es un álbum cojonudo. Probablemente uno de los más importantes del Mainstream de los noventa e importantísimo del R&B y música urbana de la época.  Aparte es un álbum icónico en la carrera de Mariah Carey (y menuda coña con la puta mariposita desde entonces, ya aburres, mona)

La mujer que ve arcoiris por doquier de repente se había vuelto malota, y más negrata que nunca, raperos chungos hacían featurings en el álbum y no quedaban relegados al remix de turno en algún single. El almibar seguía ahí, pero ahora acompañaba a medios tiempos bailables, bases urbanas e incluso algo oscuras y la voz gritona se convertía en la susurro-gritona, que quieras que no, ya era un cambio de agradecer. De repente, Mariah había dejado de rimar (ella siempre ha sido autora de sus temas (ya no entraré en la calidad de estos)) “forever” y “together” para hacerlo con “pounding” ,”resounding”, “dependancy”, “Inherently” y otros palabros más rebuscadillos. En la producción, sigue contando con su fiel Walter Afanasieff, pero ya sólo cuenta con él para las baladas, (y ya le daría la patada para discos futuros) y P. Diddy y Missy Elliott, entre otros, pasan a ser co-productores junto a la Mari.

El disco:

1. Honey.

El primer single que salió, supuso la revelación de la nueva y zorrupia Mariah. Un temazo en toda regla con una producción cojonuda, en la que la elección de los Samples de The World Famous Supreme Team y The Treacherous Three fueron todo un acierto. Un medio tiempo, bastante atípico para lo que se sonaba en las radios de R&B del momento y con unos arreglos buenísimos. Bueno, no sé, a mí me encanta, ese beak con “Oooh Oooh Honey got me hooked on you” me parecia genial y me parece que la canción envejece cojonudamente bien.
El video además supuso todo el revuelo que debería suponer que la mojigata de Mariah Carey de repente apereciera medio desnuda haciendo de agente secreto sexy y haciendo sus pinitos con la lengua de Cervantes. Aunque bueno, para variar un poquito, dejo el remix:

 
2. Butterfly.

El baladón, sin más. Probablemente la mejor canción que haya parido jamás el combo Carey/Afanasieff. La melodía es preciosa, la letra, de las mejores que ha escrito la gorda esta. Curiosamente, la canción orginalmente Mariah la escribió para hacer un hipotético proyecto (que en eso se quedó) de un disco completo de dance/house junto a su amiguito-remixer-mariquita preferido, David Morales, pero la Carey vió lo bonitas que eran las letras y las retocó y llamó al calvo de Afanasieff para que hicieran el tema.  (aunque la versión House se quedó en el disco como un reprise de Butterfly, llamado “Fly Away”)
Fue el segundo single del álbum e inexplicablemente, no tuvo mucho éxito (la sombra del rumor de Tommy Mottola boicoteando el álbum ya empezaba a planear sobre la cabeza de la rubia peliteñida Carey). el video clip, co-dirigido por la propia Mariah, bucólico, inspirado en una pesadilla que tuvo la pobre en una noche de excesos con los Big Mac y con ella corriendo en camisón por el campo y refregándose con unos caballos salvajes, visualmente, la verdad, era muy bonito. (el concepto, ya es otro cantar…)

3. My All

Probablemente el mayor éxito de Butterfly. Un baladón así como muy sentido, con mucha guitarrita española, mucha castañuela y mucho rollo así guachiballi. La verdad es que nunca me hizo ni fu ni fa esta canción, aunque reconozco que tiene una melodia y una letra preciosas. Fue el quinto single del álbum y estuvo la tira de semanas en el número uno de USA. Hubo (como no) una versión en español bastante olvidable.
El videoclip, preciosérrimo, fue de los ùltimos dirigidos por Herb Ritts antes de que el pobre espichara, así que eso le da un valor extra. Se grabó un remix a cargo de Jermaine Dupri, con un sample de Loose Ends muchísimas veces más chulo que la versión original. (aunque he de reconocer que con los años, My All me ha ido calando)

El video remix:

4. The Roof

Aquí llega EL TEMAZO. Creo que estuve enganchado a este tema años, de hecho, aun lo estoy.  La protagonista de Glitter se lió la manta a la cabeza y sampleo un tema de Mobb Deep, chungos donde los haya. Sobre una base puramente Hip-hop y añadiendo unos acordes bastante oscuros de piano, en este tema, la Carey nos cuenta cómo se dio el lotazo con un tipo en el tejado de un edificio. Ciertamente, este tema me parece perfecto. Sólo fue single en algunos paises europeos, dado lo oscuro que es, y que no se comería un colín en USA por no ser un tema evidente y fácil de digerir para la época y alejado de la imagen de chicle, caramelo, mila y tuttifru, vaini, chocola de la Mariah.
El video, dirigido por la Carey y ayudada por otra fracasada pseudo directora, está rodado en un formato vertical que me mola bastante, ella sale guapérrima, sin exagerar aritificios (que siendo ella, ya es difícil), y no sé, me parece un video muy chulo.

5. Fourth of July.

Una de las pocas canciones olvidables del disco, nada remarcable. La verdad.

6. Breakdown.

Mientras The Roof aparecía (e instantaneamente se descatalogaba y desaparecía) de las tiendas y las listas europeas, en Usa Mariah Editó como single este tema. Con la colaboración de Bone Thughs ‘N’ Harmony. Fue un tema muy original, En el que Mariah se atrevió a mezclarse con los versos casi atragantados de la banda de raperos. El resultado es uno de los mejores temas de M.C. Elegante, hip hopero, y fue de los primeros temas que empezaron a utilizar voces susurradas y rápidas, cameos de estrellas del rap, y letras pastel (y conseguir que todo resulte coherente, correcto y bien hecho).  El single no salió a la venta en USA, sólo se radió. (otra vez conflictos con Sony y Mottola) aunque tuvo tanto éxito, que Sony se vio obligada a publicar más tarde una edición de “My All” como doble cara A, con Breakdown.
El video, es bastante casposo, así como con mucho colorín y muchos brillos, (ya empezaba el síndrome Glitter) pero los fans europeos le tenemos mucho estima, porque por aquel entonces, sólo se veía en USA y a aquí sólo nos llegaban fotos churretosas recortadas y pegadas en fancines ( o copias de las copia de la copia de la copia de la copia en VHS en los que la pobre parecía ya medio koreana de lo chunga que estaba la imagen). En el, la cantante que antes era blanca y buena y ahora es negra y mala, que es como la Obregón, muy polifacética, volvió a dirigirlo, y se muestra como chica de casino melancólica. (ehem).

7. Babydoll

La producción de este tema corre a cargo de Mariah y Missy Elliott, que en ese momento y durante algo así como 6 ò 7 años, fueron super amiguitas (que la Mari exprimió y luego dió la patada a la Elliott mucho antes de que lo hiciera la viejahijadeputa de Madonna). Para aquel entonces era un tema muy original, con una producción extremadamente sencilla, casi desnudo de adornos y con poco más que la voz y la percusión. Ahora, 10 años después, resulta un poco toñazo.

8. Close My Eyes

Un tema sencillamente precioso. Sencillo, con sólo percusión (que me gustan todas las percusiones de este disco), piano y voz. Introspectivo pero con el que todos nos identificamos, sobre lo que es crecer y dejar de ser un niño, aunque a veces te sientas igual que cuando lo eras. (vale, es obvio, pero Mariah Carey no es Tori Amos, ni falta que le hace).

9. Whenever You Call

La balada de chillidos que todo aficionado a la Carey necesita en un disco. es muy bonita, muy bien compuesta ( la verdad es que Carey y el Afanasieff curraban bien juntos) y con mucha floritura. Fue el sexto y último single del álbum en USA y el video es así como de refritos en concierto de la gira de ese año, que siempre es muy socorrido y queda muy bien cuando no se tiene tiempo ni ganas de dejarse las panojas en grabar un video.

10.  Fly Away (Butterfly Reprise)

La primera versión que se hizo de Butterfly. La marica Morales hace este interludio en el disco mientras la posteriormente siliconada Carey susurra, frasea y gorgoritea por encima palabros todos muy relacionados con volar, alejarse, adios adios, y cosas así. La verdad es que mola y encaja bastante bien en el conjunto del disco.

11. The Beautiful Ones.

La versión de marras. Ahora ya no le da tanto por ahí, pero antes, en cada disco de la ex-novia de Luis Miguel tenía que haber un clásico de otro artista gritado versioneado por ella. En este caso, le toca el turno a Prince. El motivo según la ex-peluquera, es que cuando era una puber, mintió en los cines con respecto a su edad para poder ir a ver Purple Rain y se quedó prendada de la canción de marras. La canción orgiinal es un temazo, pero la versión de Carey es brutal. Con el tempo quizá un poco por debajo de la original, y respetando los arreglos y sonidos del tema de Prince, esta versión, con la colaboración de un un tal Sisqo (alguien se acuerda de él?, pues eso, yo tampoco) y su grupito de negracos, es, sin lugar a ninguna duda, la mejor versión que ha hecho nunca.

12. Outside

La enésima canción de la Carey sobre lo duro de la vida, el crecer siendo diferente, dada de lado, ignorada, vilipendiada, no encajar en ninguna parte y demás… A mí, personalmente, nunca me ha dicho gran cosa, pero reconozco que está muy bien hecha.

Y bueno, ya está, este es el repaso que le hago a este disco que tanto marcó mis 15 años (madre mía). Después de esto, la Carrera de Maraya ha ido en bastante declive, y bueno, la verdad es que ya, ni canta la mitad de bien, ni escribe temas la mitad de buenos, pero bueno, sigue ahí, para bien o para mal.

En breve, otro análisis, de otro disco que salió también hace 10 años y que también marcó un antes y un después en mi vida, y en la de la fracasada de su intérprete.

 

 
Anuncios

7 comments

  1. barbara_novak · agosto 14, 2006

    Son singles? Qué chulos! ^^

  2. barbara_novak · agosto 14, 2006

    Son singles? Qué chulos! ^^

  3. barbara_novak · agosto 14, 2006

    Son singles? Qué chulos! ^^

  4. Anónimo · septiembre 17, 2007

    Madre mía, menuda dedicatoria a La Maraya. Yo nunca he sido muy de ella, la verdad, pero me los videos me han gustao, que no los conocía.
    Un besote!
    Alber.

  5. elenitax · septiembre 17, 2007

    Joder tío, pues a mi me pasó lo contrario. Yo era fan de la Mariah (pero no se lo digas a nadie) y tenía todos sus discos y me aprendía los lyrics como si me fuese la vida en ello, pero salio Butterfly y mi primera reacción al oirlo fue “Pero que mierda es esta Mariah??!” Y ese fue el fin de mi affair con ella.
    No lo he vuelto a escuchar la verdad, asi que lo mismo si lo hiciera ahora me gustaba y todo.

  6. barbara_novak · septiembre 18, 2007

    De los mejores discos de su carrera, sip 🙂

    • Anónimo · septiembre 27, 2007

      Nuevo disco en inglés?? yay!
      btw, te han enviado ya lo de Tokyo Jihen?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s